Tendencias en innovación docente en la enseñanza universitaria

Tendencias en innovación docente en la enseñanza universitaria
“La mejor manera de empezar algo, es dejar de hablarlo y empezar a hacerlo”
Walt Disney
Empiezo así mi reflexión para hacer una autocrítica, nos empeñamos en hablar casi a diario de las cosas que van mal, de lo que se debería mejorar…pero somos más pasivos de lo normal y esperamos a que las cosas cambien o mejoren solas. En este sentido hablo de todos los aspectos de nuestra vida, pero centrándonos aún más en la educación superior, estamos hartos de escuchar la palabra innovación, cambio, mejora…pero ¿Dónde acaban esas palabras?
En la actualidad vivimos en un mundo caracterizado por lo digital, lo cambiante. Lo complejo, lo social, lo global…es un mundo que va dando tantos cambios y de forma tan rápida que es difícil adaptarse a todo ello de manera óptima. Vivimos en un cambio constante y en muchas ocasiones esa capacidad de adaptación y aprendizaje continuo la vamos dejando a un lado, nos limitamos a conformarnos y a vivir con lo que sabemos, en unas ocasiones por comodidad, en otras por el desconocimiento, en otras la falta de ganas…y ya es hora de poner remedio a esta situación y empezar a actuar.
Nuestro mundo, es un mundo digital, caracterizado por las nuevas tecnologías de la información y la comunicación, esto provoca cambios en el ser humano, en las organizaciones y en las relaciones sociales, hemos pasado del mundo de la información al mundo de la comunicación.
Aun se deben producir muchos cambios y mejoras pero sobre todo me centro en el aspecto de la educación superior, la universidad, como institución educativa, donde se aprende, se intercambian experiencias, se enriquecen las personas…y no solo como la institución que acredita un título para la incorporación al mundo laboral. Pero, ¿Qué tiene que ver esto con el nuevo mundo?, es de fácil respuesta, la forma en la que vamos aprendiendo va cambiando a un ritmo vertiginoso, sin embargo las instituciones donde aprendemos no lo hacen, estas instituciones no se adecuan a las nuevas demandas de la sociedad, mucho menos aun a las características de este nuevo mundo ni a las características de su alumnado. Estas instituciones deben desde ya integrar en sus procesos de aprendizaje las tecnologías de la información y la comunicación como medida urgente para adaptarse a la nueva sociedad.
Estudiantes, profesores y la propia institución deben preguntarse porque necesitan ese cambio.
Como estudiante me hago esa pregunta y la respuesta es porque necesito que mi aprendizaje me sirva para algo, aprendemos muchos conceptos, teorías, autores pero no aprendemos a utilizar esos aprendizajes, no estamos en condiciones de enfrentarnos a la sociedad, a la red, donde hay tantísima información útil que desperdiciamos por no saber enriquecernos de ella, ni saber utilizarla para aprender. Desde mi punto de vista lo primero que debe cambiar son las metodologías utilizadas en las clases presenciales, dejar ya de lado la clase magistral para convertir la universidad en una institución flexible, una institución adaptada a los nuevos retos que se demandan desde el campo profesional, una institución centrada en el alumno donde él sea su mayor protagonista.

Debemos asumir que hemos cambiado para siempre la forma en que nos comunicamos, nos informamos, trabajamos, nos relacionamos, amamos o protestamos. Manuel Castells

 

Anuncios

One response to “Tendencias en innovación docente en la enseñanza universitaria”

  1. Sonia Ávila Castellano says :

    En vez de hablar de lo que va mal, hay que actuar para cambiarlo, idea que se puede aplicar en el ámbito de la educación.

    Hay que adaptarse a una sociedad cambiante y no acomodarse, para así no quedarse atrás. Por ello, es fundamental adaptarse a las nuevas tecnologías. NO VALEN LAS EXCUSAS.

    La Universidad, por tanto, se debe adecuar a las nuevas demandas de la sociedad e integrar en sus procesos de aprendizaje las tecnologías de la información y de la comunicación (siendo responsabilidad de profesores, alumnos y la propia institución).

    La conclusión, es que “el aprendizaje tiene que servir para algo” (saber utilizar la red, dar respuestas a las demandas desde el campo profesional, etc.). En definitiva, para adaptarnos a nuestro entorno, en este, nuestro presente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: